Ante el vacío legal, la Defensoría de la Nación se instalará en Catamarca

La provincia no cuenta con un organismo de protección de usuarios y consumidores.
martes, 11 de diciembre de 2012 00:00
martes, 11 de diciembre de 2012 00:00

La Defensoría del Pueblo de la Nación se instalará en la provincia, mediante un convenio firmado con el Colegio de Abogados. De esta forma, la oficina del organismo nacional vendrá a llenar un espacio vacío en la provincia hasta tanto se cree la figura del Defensor del Pueblo provincial, ya que si bien existe una ley que crea esta figura, ésta no fue promulgada. En la provincia habrá un delegado puesto por la Defensoría del Pueblo de la Nación, que tendrá su oficina en la entidad profesional.
Para la firma del convenio, llegó a la provincia el defensor del Pueblo adjunto de la Nación, Anselmo Sella. En diálogo con El Esquiú.com, el letrado señaló que con este convenio “la idea es avanzar en la federalización de la Defensoría del Pueblo de la Nación, tratando de llevar sus servicios a todos los lugares del país. Esto se empezó hace varios años y si bien comenzó en 2000, en los últimos dos años se avanzó muchísimo con convenios en la instalación de oficinas en casi todas las provincias”.
“La necesidad que tiene la institución es de acercarse a la gente para que las personas puedan utilizar sus servicios”, señaló Sella, al tiempo que agregó que la Defensoría “tiene competencia amplísimas en relación con las garantías de todos los derechos humanos, derechos de usuarios y consumidores, derechos colectivos y derechos ambientales”.
En relación a cómo trabajará el organismo una vez que se ponga en marcha la ley provincial, el abogado señaló que “una vez que haya un Defensor del Pueblo provincial, nosotros no vamos a competir, sino que nos sumamos al trabajo. De hecho, en muchas provincias trabajamos de manera mancomunada con las defensorías provinciales, sumando los esfuerzos y trabajando mancomunadamente”.
Asimismo, Sella destacó la importancia de la implementación de esta oficina en la provincia, puesto que Catamarca “es una provincia que lleva muchos reclamos a la Defensoría de la Nación que tienen que ver con jubilaciones y pensiones, como también de obras sociales y reclamos por medio ambiente”.
A partir de ahora, los ciudadanos podrán ser presentados en esta delegación y, según destacó Sella, “a algunos reclamos lo podrá resolver el delegado local y los que no, el delegado podrá asesorar, pero la investigación la vamos a llevar a delante desde la Nación, dependiendo la complejidad y la competencia”.
Por su parte, el presidente del Colegio de Abogados de la provincia, Rolando, Crook destacó la importancia de este convenio, porque “si bien Catamarca tiene una ley, no está promulgada, por lo que no tenemos un Defensor del Pueblo”.
“Esto es un servicio de altísimo valor para la comunidad, ya que en la provincia no lo tenemos y la idea es que todo el país cuente con este servicio conducido por el Defensor del Pueblo de la Nación”, señaló Crook, al tiempo que agregó que “hasta tanto la legislación local se implemente, el Colegio de Abogados será el que coordine las acciones con el Defensor del Pueblo de la Nación”.

Experiencias fallidas

Cabe destacar que la provincia tiene experiencias fallidas en la conformación de defensorías. La más actual tiene que ver con la ley que se aprobó en 2011, justo cuando el Frente Cívico dejaba el poder de la provincia y que hasta el momento no se reglamentó.
La otra experiencia tiene que ver con el Defensor del Pueblo en el municipio capitalino, donde hubo un concurso que terminó muy cuestionado. Por otro lado, el ENRE nunca cubrió la Gerencia de Defensa del Consumidor.

Comentarios

Otras Noticias