UCR Documento Convención

martes, 18 de diciembre de 2012 00:00
martes, 18 de diciembre de 2012 00:00

La Unión Cívica Radical, unida y comprometida con el espíritu fundacional del Frente Cívico y Social, busca poner el interés de nuestra sociedad por sobre las aspiraciones personales, divisiones y luchas internas para construir un nuevo proyecto con visión de futuro.
Oportunamente acompañamos leyes fundamentales solicitadas por el gobierno y esperamos con prudencia que empiece a funcionar, respetando la expectativa de superar nuestra gestión que, con innumerables obras y acciones, promovió el desarrollo de Catamarca bajo los beneficios de la libertad y la paz social.

Hoy debemos manifestar que frustraron las expectativas sociales de cambio, volviendo a las metodologías y personajes de los 80. El año transcurrido fue un año perdido y de retroceso por la ineficiencia de una gestión inmersa en disputas estériles.
La prestación de los servicios públicos empeoró a pesar de los instrumentos otorgados para realizar las inversiones que el ejecutivo estimó necesarias y sus propios funcionarios se fueron sin rendir cuenta de las mismas, entre denuncias cruzadas de inoperancia y corrupción.

La inseguridad padecida en el último año no tiene comparación en nuestra historia. Mientras para los funcionarios solo se trata de una “sensación”, planteando como respuesta un confuso proyecto de Ley, para la gente la verdadera sensación es que el gobierno instaló una zona liberada para la delincuencia. Resulta inexplicable que no se esclareciera ninguno de los cuantiosos robos a comercios y entidades públicas, los procedimientos sobre drogas con prófugos sospechosos, la muerte del joven Pachao detenido en dependencias policiales, entre otros muchos hechos graves que suceden a diario. Aun así se empeñan en sostener un Ministro inoperante y desgastado por una realidad que lo supera.

La promesa de empleo genuino, lejos de encaminarse, contrasta con la ausencia de gestiones para mantener la promoción industrial y con la aceptación resignada de decisiones nacionales que ponen en grave riesgo el trabajo de 7000 comprovincianos. Se disfraza de empleo genuino la conformación precaria de cooperativas cuyos integrantes cobran una asignación nacional y reciben algunas herramientas, inutilizadas por la evidente paralización de la obra pública. Se proyecta la ampliación de los cargos de la Administración Pública en cifras superiores a las de la anterior gestión que fueron motivo de crítica resonante.

El desprecio a las instituciones es la característica política de este gobierno. Designó un Fiscal “de facto” dedicado a perseguir ex funcionarios pero que se fue sin aclarar las denuncias cruzadas de corrupción realizadas por los actuales. Este gobierno irrumpió con funcionarios y legisladores en despachos judiciales para promover la detención de nuestros dirigentes. Dejó sin funcionamiento el Consejo de la Magistratura. Descalificó sistemáticamente magistrados y organismos de control como el En.Re. Inutilizó la Comisión de Participación Municipal. Ahora pretenden la utilización de fondos del 82% móvil para gastos corrientes y proyecta modificar las reglas del juego electoral procurando la aprobación de una ley que genera sospechas en la confección de padrones a medida.
En fin, los padecimientos que sufren los afiliados de la OSEP, las cesantías dispuestas en la administración, la inejecución presupuestaria en áreas clave como desarrollo social, vivienda, obras públicas y notorias ineficiencias en materia de salud y educación, son muestras de un gobierno incapaz de satisfacer la promesa de cambio y crecimiento.

El discurso oficialista es una aburrida excusa sobre la herencia recibida, manifestando descaradamente que hasta las deficiencias propias son culpa del Frente Cívico y Social.
La realidad demuestra que el crecimiento de veinte años se paralizó drásticamente en el último. Esto nos impone redoblar esfuerzos para elaborar una propuesta renovada, con los mejores proyectos, hombres, mujeres y jóvenes que reflejen la aspiración de la sociedad en la construcción de una Catamarca mejor, desarrollada y en paz. Estaremos a la altura de las circunstancias para ofrecer a la voluntad popular la alternativa que merece la Provincia.
 

Comentarios

Otras Noticias