Estarán destinados al pago de distintos gastos productivos de los emprendimientos catamarqueños

Aceleran los trámites para obtener fondos necesarios para la cosecha olivícola

Actualmente se levanta la aceituna para mesa en el Valle Central y seguirá Pomán. Luego será el turno de la destinada a aceite.
lunes, 11 de febrero de 2013 00:00
lunes, 11 de febrero de 2013 00:00

A pesar de que la cosecha de aceituna comenzó con demora, la gerente operativa de la Asociación Olivícola de Catamarca (ASOLCAT), Bibiana Marabini, sostuvo que las perspectivas son buenas pero con la incertidumbre sobre si la industria conservera contará con los fondos para adquirir la fruta y pagarla en tiempo y forma.
“Las perspectivas de la producción son buenas, la cosecha se inició recién la semana pasada en algunos campos del Valle Central. Estamos con cosecha de aceituna de mesa, de conserva, con buenos rendimientos pero aún falta el grueso de Pomán, y en un mes será la cosecha de la aceituna para aceite”, indicó la referente del sector.
En ese sentido comentó que en el diálogo mantenido con los encargados de campo e ingenieros, la cosecha se está llevando de forma tranquila, ordenada. “El único problema que sigue vigente es el tema de la financiación. La verdad que el tema de la industria que en este momento procesaría la aceituna de mesa que se está cosechando, está teniendo graves problemas para poder adquirir esa fruta y pagarla en tiempo y forma a los productores”, aseveró.
Marabini dijo que han venido trabajando con el Ministerio de Producción porque sabían que este era un problema latente dado que las empresas venían de varias crisis económicas, por lo que la situación financiera es preocupante. “Sabemos que la cosecha de mesa demanda de manera inmediata la necesidad de fondos, ya sea para pagar a los cosecheros, porque se hace sí o sí personal, y para la industria conservera, que también necesita de fondos para poder comprar esa producción”.
Indicó que si bien a través del gobierno provincial y nación se abrieron líneas de créditos del Banco Nación, “hoy la situación de las empresas olivícolas es complicada, es difícil que puedan acceder, porque vienen con balances económicos deprimentes y no logran calificar a las exigencias del banco central”. Marabini recordó que días pasados el gobierno lanzó una nueva línea de financiamiento “por lo que estamos trabajando para darle forma en los próximos días, porque nos preocupan los tiempos, dado que la cosecha se ha lanzado y el dinero es lo principal que estamos necesitando”.
Finalmente sostuvo que el éxito de la cosecha 2013 va a depender de diversos factores, especialmente en el tema industria aceitera, del precio internacional del aceite y que se pueda colocar en el mercado internacional. “Si los valores que están hablando mejorarían la realidad del sector, podríamos equilibrar la situación crítica que venimos padeciendo en el sector. Pero para hablar de ganancia o ser una empresa rentable, todavía se necesitan un par de años bajo las mismas condiciones que hoy se están presentando”, concluyó.
 

Comentarios

Otras Noticias