Fondos buitre

Boudou: "La propuesta es de condiciones idénticas a la que se llevó adelante en 2010"

El vicepresidente Amado Boudou aseguró que la oferta a los holdouts "no implica ninguna bajada de los conceptos que llevó la Argentina" en los canjes anteriores.
sábado, 30 de marzo de 2013 00:00
sábado, 30 de marzo de 2013 00:00

El vicepresidente Amado Boudou señaló este sábado que el Gobierno tiene "muchas expectativas" sobre el fallo de la Corte de Estados Unidos sobre la propuesta que hizo Argentina ante la demanda de los holdouts. En una conferencia de prensa junto al ministro de Economía, Hernán Lorenzino, el viceministro, Axel Kicillof, y el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, dio detalles acerca de la oferta de pago que elevó el país durante esta madrugada.

"Sería un absurdo jurídico realizar un bloqueo a pagos de un país que tiene capacidad y voluntad de pagar", sostuvo el ex ministro de Economía y señaló que "cambiar es volver al 2001".

En este sentido, Boudou aseguró que la propuesta está en sintonía con los lineamientos económicos del Gobierno. "Seguimos manteniendo los principios que nos permitieron salir de la crisis mas grande de la historia", aclaró.

Por otra parte, cuestionó a los especialistas que critican la estrategia de quita y reestructuración de la deuda."Sería irracional volver a los mercados y endeudarse. Todos sabemos que de ninguna manera es racional endeudarse para pagar deuda. Es generar una bola de nieve", lanzó.

El vicepresidente destacó que la estrategia de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández fue "exitosa en el tema de la deuda". En ese marco, enumeró en una conferencia de prensa la "cancelación de la deuda con el FMI y la cancelación de la deuda con España" contraída durante el gobierno de Fernando de la Rúa.

En tanto, Lorenzino subrayó que "no se va a defraudar a los tenedores de bonos que confiaron en la Argentina", en referencia a los acreedores que ingresaron al canje en el 2005 y 2010. Y señaló que si el fallo del juez Thomas Griesa se impone, "ese mismo default se estaría convirtiendo en un tremendo negocio financiero. No avalaremos el negocio especulativo de nadie", sentenció.

Además, el ministro de Economía aclaró varios detalles técnicos referidos a la cuestión, cómo el respeto al pago de los intereses vencidos para los tenedores minoristas. Y fustigó contra los que difunden la idea de la caída de Argentina a un "default técnico" en caso de que se imponga la doctrina Griesa. "El único objetivo de esto cómo se ha presentado, además de provocar pánico entre los tenedores, es otro negocio que no tiene nada que ver con el país. Es el cobro de los derivados de los CDS (Credit Default Swaps), del que los mismos buitres son parte. Es obvio que la Argentina no participa de eso, y ese negocio especulativo no va a afectar los pagos de la deuda", explicó.

Y concluyó: "Creemos que esta propuesta de pago requerida por la Corte es consistente con la cláusula de pari passu, a los principios de equidad y de capacidad de pago de la Argentina, pero sobre todo es consistente con las leyes".

La oferta

El gobierno argentino presentó esta madrugada ante la Cámara de Apelaciones de Nueva York una propuesta de pago a los fondos de inversión que poseen bonos soberanos en "default" ("holdouts") similar a la reestructuración de la deuda realizada en 2010, informaron medios locales.

Los fondos considerados "buitres" por Argentina, entre ellos NML y Aurelius, reclaman 1.330 millones de dólares por el total de bonos argentinos impagos desde la moratoria declarada a fines de 2001.

La Corte de Apelaciones debe ahora resolver si acepta la propuesta o ratifican la sentencia del juez del Distrito Sur de Manhattan Thomas Griesa, quien le ordenó al gobierno nacional a pagar a los fondos NML, Aurelius Capital y un grupo de bonistas los 1.330 millones de dólares en efectivo.

La oferta presentada a última hora del viernes en Nueva York, ya la madrugada en Argentina, contempla bonos Par, que vencen en 2038, para los pequeños acreedores con tenencias que no superen los 50.000 dólares, y de bonos Discount, que vencen en 2033, para los grandes inversores.

Los primeros tienen opción de cobrar en efectivo los intereses vencidos desde diciembre de 2003 a la fecha de cumplimiento de la orden, mientras que a los grandes inversores se les reconocerá el grueso de los intereses caídos desde el 31 de diciembre de 2003 a diciembre de 2013, a través de un bono Global 17.

En cualquier caso, se entregarán los cupones vinculados al crecimiento, cuyo pago se activará si la Argentina crece a futuro más de un 3 por ciento (hasta 2035 o hasta alcanzar un cupo previsto), como ocurrió en los canjes anteriores. El promedio de recorte de deuda sería del 50 por ciento.

Según figura en el escrito presentado por el jefe de abogados de la defensa argentina, Johnatan Blackman, del estudio Cleary Gottlieb, "la República se propone tratar los demandantes de manera equitativa y proporcional respecto de los participantes en la Oferta de Canje 2010".

Para la Argentina, la oferta presentada es "consistente con la cláusula de pari passu (tratamiento igualitario a los acreedores), los principios de equidad y de capacidad de pago del país".

Asimismo, se indicó que "la Argentina está dispuesta a cumplir con los términos de esta propuesta inmediatamente después de la orden por la Corte y mediante la presentación de un proyecto de ley al Congreso que garantice su aplicación oportuna", en referencia a la necesidad de enviar un proyecto que suspenda la aplicación de la ‘Ley Cerrojo’, que en la actualidad impide al Ejecutivo reabrir la reestructuración de la deuda.

Si la Cámara de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York ratifica el fallo de Griesa y rechaza la oferta de Buenos Aires, Argentina podría entrar en un "default" técnico ya que se vería imposibilitada de pagar a través de Nueva York a los bonistas que ya aceptaron la reestructuración en 2005 y 2010.

El juez de Manhattan falló en su momento que el Banco de Nueva York (el agente de pago de Argentina) sería objeto de sanción si no se asegura de girar los fondos por igual, sin discriminar, a los bonistas y a los fondos "buitres".

Fuente: Infobae

Comentarios

Otras Noticias