RÍO CUARTO

El calvario de una joven con coronavirus antes de morir en un hospital: "No quiero morir así"

miércoles, 9 de junio de 2021 11:28
miércoles, 9 de junio de 2021 11:28

Una mujer denunció que su hija de 33 años y estudiante de enfermería murió de coronavirus en un hospital de la ciudad de Río Cuarto, sin recibir la atención adecuada y afirmó que en sus últimos mensajes de Whatsapp antes de morir la joven contó que la habían dejado sola y pedía por favor que la sacaran de allí. “Me decía 'me muero, me muero, me muero. Llevame a un (hospital) privado. No quiero morir así, o al menos quiero una muerte digna'”, comentó al respecto la madre de la víctima.

Noelia Mercado falleció el domingo en la sala de terapia intensiva del Hospital San Antonio de Padua, de la ciudad del sur de Córdoba, con un grave cuadro de COVID-19.

“Acá me dejaron morir como un perro, sola”, publicó en Facebook la joven, a las 2:04 del miércoles 2 de junio, y tras la muerte, su madre dijo a medios locales que "lo único que ella podía hacer era escribir en las redes porque ya no tenía aliento”.

Teresa Gutiérrez, su madre, contó que Noelia llegó al hospital “saturando mal” después de que el médico de la familia le dijera que había que internarla “urgente”. Luego, “ella me va manifestando todo lo que está viviendo ahí adentro” del nosocomio, indicó.

“Ella estudiaba enfermería y se había llevado termómetro y saturómetro. Me dice mamá, por favor, estoy con 39 de fiebre. Llamaba (a los médicos) y nadie la escuchaba. Pasó hora y media, a veces dos horas, y no llegaban a atenderla. Pedía chata, pedía agua, que la ayudara por favor porque se estaba muriendo, porque ya no saturaba, no tenía más oxígeno”, agregó la madre.

La mujer añadió que “lo más doloroso es que soy enfermera y mi hija estudiante de enfermería y nos toca vivir algo así, por el amor de Dios. No tengo palabras, no tengo consuelo, tengo impotencia, rabia”.

“Ella estaba con neumonía bilateral. Estaba saturando a 80. ¿Por qué demoraron tanto? Es desesperante. Tengo todos los mensajes de WhatsApp”, relató desconsolada la madre, quien señaló que, a través de mensajes, Noelia le pidió que “si me pasa algo, hacelo llegar a los medios”.

La joven estuvo cuatro días internada con una neumonía bilateral. No estaba vacunada y sufría de obesidad.

Comprá un oxígeno. Llevame a mi casa. No viene nadie acá. Ayudame por favor, mamá. Sacame de acá. Todos dormidos y yo grito y nada. Ayudame”, son algunos de los mensajes enviados por Noelia desde el hospital.

Los restos de Noelía fueron sepultados el lunes. “No es el momento de pensar” en una denuncia judicial. “Hacemos lo que podemos. Noelia dejó a un niñito de 10 años, a un papá destruido, a una familia destruida”, indicó.

Por su parte, en declaraciones a un medio local, la vicedirectora del hospital provincial, Valeria Alaniz, admitió que “en una pandemia no hay manos que alcancen”, pero aseguró que la paciente “tuvo los cuidados correspondientes”.

“La muchacha tenía factores de riesgo y médicamente ha recibido toda la atención y los controles que tenía que tener, a partir del día 25 (de mayo) con su diagnóstico. El 28 fue revisada por dos médicos diferentes en la carpa y se le controlaron todos sus signos vitales. También se le realizó una radiografía. El 31 se la internó y el desenlace fue el que nadie quiere para ninguna persona”, explicó Alaniz.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
60%
Bronca
40%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias