Los trabajadores viales y el ministro Acuña, inflexibles

martes, 14 de septiembre de 2010 00:00
martes, 14 de septiembre de 2010 00:00

Mientras los trabajadores de Vialidad provincial continuaron ayer con sus protestas y apelaron al corte de calles con quema de neumáticos y bombas de estruendo, el ministro de Obras Públicas, Juan Acuña redobló la apuesta y aseguró: “No hay más plata para ellos. Se tendrían que parar las obras para darles el aumento que piden, por ello no habrá contraoferta”.
El contrapunto se produjo ayer, casi en forma paralela. Los viales eligieron el corte de calles y la quema de neumáticos desde las primeras horas, frente a los talleres que posee Vialidad en Samuel Quevedo y Mariano Moreno; y en avenida Virgen del Valle, frente al campamento de Choya. De esta manera y con alto acatamiento al paro de brazos caídos dispuesto para toda la semana, los viales no ceden en sus pretensiones sobre que el Gobierno provincial les otorgue un aumento remunerativo del 20 por ciento a partir de agosto, y un 5 por ciento más desde octubre, de acuerdo con lo que establece el nuevo convenio colectivo de trabajo. “Seguiremos con nuestra lucha, no daremos marcha atrás por más que venga el administrador (por Rosales) a querer convencernos de dejar la lucha”, señaló José Rivera, secretario adjunto de la entidad.
Sin embargo, estos reclamos no encontraron eco en las autoridades provinciales, y fue el propio Acuña, en Casa de Gobierno, quien aseguró: “Hemos propuesto todo lo que el Gobierno podía proponer y no es poco. Hemos hablado de subir a $1.900 el salario mínimo del trabajador vial, les hemos otorgado todos los puntos establecidos en el convenio y un 16 por ciento de aumento”.
Y agregó: “La única forma de solucionar el conflicto es que la plata salga da la misma Vialidad y para que eso suceda, debemos parar todas las obras que estamos haciendo por administración, y con eso pagar los aumentos. Con el presupuesto provincial no podemos hacer nada”.
Por último, Acuña afirmó: “Estoy totalmente dispuesto a dialogar con el gremio para buscar soluciones, pero no cortando todo y con amenazas”.

Comentarios