El obispo Urbanč visitó La Paz para celebrar bodas de plata sacerdotales

El cura párroco, Carlos Figueroa, celebró sus 25 años de sacerdocio
viernes, 14 de diciembre de 2012 00:00
viernes, 14 de diciembre de 2012 00:00

El miércoles pasado, la comunidad parroquial de Nuestra Señora del Valle vivió un día de fiesta en su sede ubicada en la localidad de Icaño, departamento La Paz.
El cura párroco, Carlos Figueroa Arteaga, celebró sus Bodas de Plata Sacerdotales y se realizó el acto de colación de 21 catequistas que culminaron un curso de tres años de duración, que cuenta con el aval del Obispo Diocesano, Luis Urbanč, quien presidió la ceremonia de entrega de diplomas.
La Santa Eucaristía en acción de gracias por el 25° aniversario de servicio ministerial del Padre Carlos fue presidida por el Obispo y concelebrada por sus hermanos sacerdotes, que llegaron desde distintas parroquias vecinas.
Durante la homilía, Urbanc destacó la figura de María de Guadalupe en el día de su Solemnidad.
“Hoy tenemos dos motivos muy importantes para estar congregados en torno a la Eucaristía, los 25 años de vida sacerdotal del padre Carlos y este hermoso acontecimiento diocesano y parroquial: la colación de catequistas de veintiún hermanos nuestros”, indicó el obispo.
“Hoy el padre Carlos es el catequista por excelencia, y qué bueno que es cuando se nota que el sacerdote es catequista. Él aceptó el desafío de formarlos a ustedes. Esto es muy importante y hoy se destaca. En sus 25 años de vida sacerdotal y después de tres años de formación, está brindándoles a sus hermanos este hermoso título que es un servicio dentro de la comunidad. El mismo día que cumple su aniversario está engalanando su ministerio sacerdotal”, aseguró Urbanč.
Posteriormente, y para finalizar la jornada de festejos, se compartió un brindis a la canasta que contó con 21 tortas, representando a cada egresado catequista, que compartieron con toda la comunidad hermanada.

Comentarios