Museo submarino pro ecosistema

Expondrá esculturas de hormigón a una profundidad de nueve metros.
viernes, 15 de octubre de 2010 · 00:00

Un museo extraordinario de impresionantes esculturas bajo el mar abrirá sus puertas en Cancún a finales de este año.
Se trata de 400 esculturas, copias de los habitantes costeros de las ciudades de Isla Mujeres y Cancún. El autor de la exposición, el particular escultor y artista británico Jason De Caries Taylor, consiguió en su obra una semejanza casi fotográfica. Según los testigos, las esculturas tienen la misma altura que las personas que representan y “parecen vivas”.
Jason De Caries Taylor empezó a crear su exposición en noviembre pasado, cuando colocó en el fondo del mar en Cancún sus primeras tres esculturas. El proyecto se realiza por las donaciones del pueblo y de las compañías locales. Las primeras 100 figuras le costaron al escultor unos 350.000 dólares.
La exposición, situada a una baja profundidad (unos 9 metros), se titula ‘La evolución silenciosa’ (‘The Silent Evolution’) y persigue el noble objetivo de conservar la naturaleza: recuperar el ecosistema que sufre destrucciones de los submarinistas.
La palabra ‘evolución’ se usa no por casualidad: el material básico con el que se construyen las esculturas es el hormigón, que tiene el mismo índice de pH que el agua del mar. Este factor, junto con la superficie porosa de las figuras, confiere un ambiente ideal para los seres marítimos como, por ejemplo, los pólipos que tienen esqueleto de cal, medusas o anémonas de mar. Así, la exposición adquirirá un aspecto fascinante y será muy parecida a los corales.
Jason espera que la naturaleza elabore definitivamente su obra y ‘La evolución silenciosa’ no sólo sea un parque de esculturas, sino también un buen sustituto de los arrecifes de coral, ya que conservará este fenómeno único de la naturaleza y, al mismo tiempo, aumentará el flujo turístico en la zona.

Comentarios

Otras Noticias