Producirán un remedio para curar el glaucoma

La base del fármaco es el antioxidante SkQ1.
martes, 02 de noviembre de 2010 · 00:00

Un preparado para enfermedades de los ojos, en particular el glaucoma, creado a base de antioxidantes mitocondriales denominados ‘iones de Skulachev’, podría llegar a las farmacias durante el próximo año.
Así lo informó el descubridor de este fármaco, el académico ruso Vladímir Skulachev, en el marco del III Foro Internacional Rusnanotech 2010, que en estos días se celebra en Moscú. A finales de septiembre la compañía MitoTech, que está desarrollando el nuevo medicamento, informó del inicio de la segunda etapa de las pruebas clínicas.
El glaucoma es una enfermedad oftalmológica asociada con la alta presión intraocular, que causa la pérdida de fibras nerviosas del ojo y puede resultar en ceguera. Actualmente no existen tratamientos efectivos contra este mal. La base del fármaco desarrollado por Vladímir Skulachev es el antioxidante SkQ1, que se acumula en los centros energéticos de las células, las miticondrias, neutraliza las formas activas del oxígeno y así frena las alteraciones propias de la edad. Entonces, se puede considerar que la sustancia que estudia el académico es también un medicamento contra la senectud.
Vladímir Skulachev, miembro de la Academia de Ciencias de Rusia, la Academia Europea y decano de la Facultad de Bioinformática y Bioingenería de la Universidad Estatal de Moscú, ha dedicado casi cuarenta años a su investigación.
El catedrático explica que la clave para el proceso de envejecimiento está en el oxígeno que tenemos en el cuerpo. En el 99% de los casos, el oxígeno se convierte en agua inocua, pero el 1% restante se transforma en superóxido, que más tarde pasa a ser una sustancia muy tóxica. Por eso, el objetivo del científico era encontrar un antioxidante que acabe con este proceso.
Ya en los años ‘70, Skulachev ofreció la idea de sustancias químicas que podrían frenar el proceso de envejecimiento de las células biológicas: los llamados ‘iones de Skulachev’. Su más avanzada elaboración, el fármaco SkQ1, pasó la fase de pruebas en animales, con resultados prometedores.
Luego, el bioquímico probó él mismo su invento para curarse una catarata. Seis meses después, su médico constató la desaparición de la enfermedad oftalmológica. Por ello, no resulta sorprendente que ahora una gran cantidad de voluntarios quiera participar en sus ensayos clínicos.
El proyecto ‘Los iones de Skulachev’ está encabezado por el hijo del científico, Maxim Skulachev, que cursa su doctorado en Ciencias Biológicas en la Universidad Estatal de Moscú. Según el científico, la fabricación del medicamento se organizará en el mismo laboratorio donde se realizan los experimentos.
En febrero, la corporación estatal ‘Rosnano’ informó que invertiría unos 23 millones de dólares en la producción de los preparados avanzados contra el envejecimiento, basados en los iones de Skulachev.

Comentarios

Otras Noticias