Una máquina respira por él

martes, 17 de agosto de 2010 00:00
martes, 17 de agosto de 2010 00:00

Liam Derbyshire duerme cada noche conectado a una máquina. Sufre una extraña enfermedad, un tipo de hiperventilación que le detiene la respiración cada vez que duerme. Aunque los médicos le pronosticaron unas seis semanas de vida al nacer, hoy tiene once años gracias al ventilador al que sus padres lo conectan cada vez que le dan el beso de buenas noches.
La familia gasta miles de dólares en electricidad. Además, tiene un dispositivo que les avisa si el aparato de Liam se apaga en mitad de la noche. Liam tiene que usar permanentemente un tubo, similar a la traqueotomía, cada vez que duerme.

Comentarios

Otras Noticias