Reconstruyeron la cara de un guerrero medieval

Desafío forense: recrear un rostro

Ciencia, arte y talento se combinan para lograr conocer las facciones de una persona que ya no vive.
domingo, 29 de agosto de 2010 00:00
domingo, 29 de agosto de 2010 00:00

Uno de los desafíos más complejos que enfrenta la antropología forense es reconstruir los rostros de los esqueletos que estudia. Las técnicas de reconstrucción de la antropología forense rozan el arte y talento de quien las lleva a cabo y, si bien hay algunas medidas y relaciones de distancia conocidas en los restos esqueletarios, nunca se consigue fiabilidad completa en el producto final.
El camino de perfeccionamiento yace, sin lugar a dudas, en las técnicas de modelado digital. Una experiencia interesante relacionada a ello ha sido llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Dundee, quienes han aprovechado el estado del arte de las técnicas de modelado digital para reconstruir el rostro de un guerrero medieval.
El esqueleto de este guerrero fue encontrado enterrado en el Castillo de Stirling en 1977, y fue muerto hace 700 años, en las Guerras de Independencia de Escocia.
No se conoce con seguridad si era escocés, inglés o francés, pero se sabe que fue muerto por una espada que atravesó su rostro mientras yacía en el suelo.
El soldado era muy robusto, con un físico de jugador de rugby, y además tenía un buen estado físico.
La reconstrucción facial ha permitido aplicar una red de técnicas concretas que contribuyeron a la reconstrucción relativamente fiable del rostro de este individuo.
Desde el gobierno escocés, se ordenaron mayores investigaciones arqueológicas para desenterrar más cuerpos. Con una aplicación de estas técnicas de reconstrucción en varios de ellos, podríamos conocer los rostros de los protagonistas de este evento histórico tan trascendental, entre otras fantásticas aplicaciones.

Comentarios

Otras Noticias