QR

Cada vez se utilizan más los Códigos de Respuesta Rápida

Están reemplazando a los códigos de barra, porque pueden almacenar gran cantidad de datos.
lunes, 10 de diciembre de 2012 00:00
lunes, 10 de diciembre de 2012 00:00

En papeles, pantallas y en vidrieras, se ven imágenes como la que ilustra esta nota. Se las puede ver en tiendas de ropa o en el súper o incluso en la verdulería del barrio. Son como un jeroglífico cuadrado, conformado por puntos sin orden aparente. ¿Qué significado tienen?
Se trata de códigos QR o Códigos de Respuesta Rápida, un tipo de código de barras bidimensionales. Los datos están codificados dentro de un cuadrado que permite almacenar gran cantidad de información alfanumérica.
Los códigos de barras lineales tradicionales actúan generalmente como un índice para encontrar un registro en una base de datos (por ejemplo, un número de producto en un supermercado que se liga a un precio), mientras que los códigos bidimensionales pueden cumplir la misma función utilizando significativamente menos espacio e incluso funcionar como la base de datos en sí misma y de este modo asegurar una completa portabilidad para los artículos etiquetados con códigos 2D.
El código QR es fácilmente identificable por su forma cuadrada y por los tres cuadros ubicados en las esquinas superiores e inferior izquierda. Fue creado en 1994 por la compañía japonesa Denso Wave, subsidiaria de Toyota.

Características generales

Inicialmente este código se usó para registrar repuestos de vehículos. Hoy tienen una gran variedad de usos. Los teléfonos móviles tienen el software que lee códigos QR lo que posibilita comodidades como dejar de tener que introducir datos de forma manual en los celulares. El agregado de códigos QR en tarjetas de presentación también se está haciendo común, simplificando en gran medida la tarea de introducir detalles individuales de un nuevo cliente en la agenda de un teléfono móvil.
Los códigos QR también pueden leerse desde PC, smartphone o tablet mediante dispositivos de captura de imagen, como puede ser un escáner o la cámara de fotos, programas que lean los datos QR y una conexión a Internet para las direcciones web.
Un detalle importante sobre el código QR es que, a diferencia de otros formatos de códigos de barras bidimensionales como el BIDI, su código es abierto y sus derechos de patente (propiedad de Denso Wave) no son ejercidos.
Además de sus fines comerciales, numerosos artistas pop están comenzando a utilizar el QR como material de trabajo. Otros llevan ya tiempo y se han convertido en expertos pioneros del arte con QR. Como una herramienta artística en algunos casos y como un lenguaje artístico propio en otros.

Codificaciones QR

Un uso que se va ampliando es el Código QR de posiciones GP para indicar la ubicación geográfica de locales y establecimientos. Lo usan particulares, comercios y hotelería, entre muchas otras actividades.
Las posibilidades de generar códigos QR abarca desde un texto alfanumérico, a una dirección de Internet (URL) para un hiperlink, a un número de teléfono, a un SMS, a una dirección de correo electrónico, a una meCard, a una vCard, o a una configuración Wifi, sin necesidad de instalar ninguna extensión, como sucede con qrcode.littleidiot.be5 o QR-Code Generator6.
También se pueden utilizar los códigos con datos personales, como enfermedades, alergias etc., para que puedan ser leídos en caso de emergencia por enfermeros, médicos, policía, etc., como sucede con qrvida.com7
Los códigos QR contienen una redundancia de información basada en la corrección de errores Reed–Solomon que permite la personalización de los QR-Codes, ya sea con colores o con imágenes y con textos incrustados.

También la AFIP

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) también recurrió a estos códigos para poner en marcha un nuevo sistema de información fiscal al que deben adherir todos los comercios y empresas que vendan productos o servicios a consumidores finales. Estos códigos deben estar exhibidos en las vidrieras de los locales o junto a las cajas registradoras, e incluso en las páginas web de aquellos que realizan operaciones de venta por Internet.
Los clientes de esos negocios podrán conocer así la situación fiscal de quien les vende. Utilizando un smartphone o celular inteligente, los usuarios pueden escanear el Código QR y conocer el comportamiento ante el fisco de los comercios (toda información que no esté amparada por el secreto fiscal) antes de consumir los bienes o servicios del local.
En caso de detectar inconsistencias, los consumidores pueden así hacer denuncias ante la Afip de las irregularidades impositivas o previsionales que se hayan advertido. Por ejemplo, que haya un mayor número de empleados al declarado, o que se comercialicen productos no incluidos en el rubro. Todo a través del teléfono, en forma gratuita y en tiempo real. El escaneo del Código QR permite saber si el negocio está inscripto ante el IVA, si adeuda pagos del Monotributo, su condición frente al Impuesto a las Ganancias, entre otros datos fiscales de valor contributivo.
 

Comentarios

Otras Noticias