Arma de doble filo

viernes, 14 de diciembre de 2012 00:00
viernes, 14 de diciembre de 2012 00:00

Internet ha demostrado ser una herramienta extremadamente útil y su extensión ha supuesto una verdadera revolución global, alterando drásticamente el modo en que nos comunicamos. Pero Internet es un arma de doble filo, por lo que es necesario actuar con precaución para no sufrir las consecuencias negativas de un uso inadecuado de la Red.
La mayor parte de la gente cree que navegar por Internet es una actividad anónima, y en realidad no lo es. Prácticamente todo lo que se transmite por Internet -sea por redes sociales, páginas web, blog y hasta webmails- puede archivarse. Obviamente pueden agregarse los mensajes en foros y las consultas. Esta información se almacena mediante dispositivos como cookies, “bichos cibernéticos”, los usos de la mercadotecnia, el spam y los navegadores que en algunos casos consultan al usuario si pueden guardar sus datos y en otros los guardan sin preguntar. Los proveedores de Internet y los operadores de sitios tienen la capacidad de recopilar dicha información. Y los piratas o crackers pueden obtener acceso a las computadoras, ya que un gran número de usuarios está conectado a Internet por medio de módems de cable y conexiones ADSL a base de una línea telefónica. La vulnerabilidad a los ataques de crackers se agudiza cuando los usuarios utilizan el servicio de broadband, es decir que están “siempre conectados”.
En este contexto no se puede hablar de privacidad total. Aún así, la privacidad en Internet es un derecho que posee un determinado usuario que se conecta a Internet de poder controlar quién puede tener acceso a sus datos y quién no. Para eso, debe estar prevenido y utilizar mecanismos de seguridad.

Comentarios

Otras Noticias