Instagram usará fotos de usuarios sin pagarles

El sitio propiedad de Facebook modificó sus términos de privacidad.
miércoles, 19 de diciembre de 2012 00:00
miércoles, 19 de diciembre de 2012 00:00

Instagram continúa siendo noticia. Luego de romper relaciones con Twitter, el servicio propiedad de Facebook anunció un cambio en sus políticas de privacidad y términos de servicio.
Los cambios permiten a Instagram compartir datos de sus usuarios con Facebook, red social que compró el servicio por u$s1.000 millones.
Una lectura en detalle de las nuevas políticas permite resaltar que las fotos que los usuarios toman con la aplicación son propiedad de Instagram.
Los cambios en las políticas corren a partir del 16 de enero, indicó Instagram en su blog. Si bien el servicio está disponible en varios idiomas, las modificaciones sólo pueden ser leídas en inglés.
El apartado de Derechos de los términos de servicio es claro: “Instagram no reclama la propiedad de ningún contenido que usted postea en el servicio. En su lugar, usted otorga a Instagram una licencia no exclusiva, totalmente libre de pago de derechos de autor, sublicenciable, utilizable alrededor del mundo para usar el contenido que usted postea en el servicio, excepto que usted pueda controlar quién puede ver ciertos contenidos y actividades en el servicio”.
Pero eso no es todo. El punto 2 es más directo aún: “Algún o todo el servicio es soportado por ingresos por publicidad. Para ayudarnos a mostrar contenido sponsoreado o promociones, usted acepta que un negocio u otra entidad pueda pagarnos para mostrar su nombre de usuario, gustos, fotos (con su metadata incluida) y/o acciones que usted realiza, en conexión con el contenido sponsoreado, sin ninguna compensación hacia usted”.
La medida rige para todos los usuarios registrados, sin importar su edad. En Instagram pueden registrarse niños de 13 años en adelante. En los nuevos términos de uso se advierte que si una persona es menor de 18 años, se entiende que detrás de ella hay un padre o tutor que lo autorizó a emplear Instagram.
Es decir, el sitio se asegura así que puede emplear toda la información que desee para venderla a empresas. Y más precisamente consigue datos de menores de 18, una mina de oro para cualquier campaña de marketing.
No queda claro si las medidas regían con tanta profundidad desde antes, ya que en su blog Instagram menciona que “nada se modificó en cuanto a la propiedad de tus fotos o quiénes pueden verlas”.

Comentarios

Otras Noticias