Destacado por Apple

Como el moleskine, el cuadernito de Picasso

sábado, 22 de diciembre de 2012 00:00
sábado, 22 de diciembre de 2012 00:00

Apple ha destacado a “53” como la mejor aplicación de 2012 para iPad.
¿Qué tiene este programa que no tengan los demás? ¿Por qué merece tal galardón?
Para empezar, parece gratis. Pero sólo eso, parece. Propone algo sencillo, es intuitiva, tanto como adictiva.
En teoría, Paper 53, que es el nombre completo de esta aplicación no es más que un cuaderno de bocetos. Por fuera parece una moleskine, el célebre cuadernito que -según dicen- usaba Picasso. Se puede personalizar con una foto o un diseño hecho por el autor. Ya está la metáfora hecha, ya se asume como un cuaderno propio en el que guardar las vivencias de un viaje.
Paper 53 no tiene menú, ni comandos, sólo espera que se usen los dedos para plasmar lo que se ve o imagina. Un pincel, una paleta y ganas de mezclar. Con un dedo se pinta, si se tira de la parte inferior hacia arriba, aparecen las herramientas. El gesto de pasar página, en efecto, pasa página. El pellizco, en lugar de acercar o alejar, permite cambiar de cuaderno, compartir las creaciones en Facebook, Twitter, Tumblr o por correo.
Por defecto se poseen tantos cuadernitos como se deseen, sin límites, y cada uno cuenta con 10 páginas. Basta con pasar página al llegar al final, para ir añadiendo más hojas.
El problema o la trampa está en que se comienza con un solo pincel. Para poder llenar una superficie, hay que pagar 1,79 euros (poco más de 11 pesos). Para tener rotulador, lo mismo. Igual si se quieren mezclar colores...
Así hasta sumar más de seis euros (unos 38 pesos). ¿Tendría tanto éxito si directamente viniera con todo lo necesario para expresarse y apareciera con ese precio en la AppStore? Es muy problable que no.
Lo mejor es sentir cómo es capaz de simular el uso de cada una de estas herramientas y lo bien que identifica la presión. Cada color, cada trazo, cada matiz, si se usa la acuarela, por ejemplo, se siente en la punta de los dedos.
A pesar de esto, volverá locos a los amantes de los pinceles y a todos aquellos que se expresan mejor con los dibujos que con las palabras. Dan ganas de hacer un storyboard o ir de viaje y sentirse artista pintando arbolitos.
La picardía está en hacer sentir primero el gustito y después empezar a cobrar.
Quien todavía no conoce esta aplicación y la quiere probar, puede bajarla desde: http://www.fiftythree.com/paper.

Comentarios

Otras Noticias