Apuntes del Secretario

martes, 04 de diciembre de 2012 00:00
martes, 04 de diciembre de 2012 00:00

La noticia, entre los medios de prensa locales, la adelantó la semana pasada el diario digital catamarcactual. Se trata del acuerdo que habrían alcanzado sectores del Frente Cívico -encabezados por Oscar Castillo- y Silvestre Zitelli, propietario de El Ancasti. Conforme el relato periodístico, el viejo sueño del empresario de sentarse en el Congreso de la Nación comenzaría a cristalizarse en octubre de 2013, cuando se efectivicen en todo el país las elecciones para renovar las bancas nacionales. Encabezaría la lista de postulantes del entente electoral que arme la dupla Castillo-Brizuela del Moral y podría acompañarlo en el segundo lugar de la oferta Silvina Acevedo o Marita Colombo, las encargadas de darle el aura radical. El intento de Zitelli sería repetir una desgraciada experiencia que, cuando pretendió ser diputado nacional por el peronismo, tuvo hace 22 años atrás. Como recuerdan los memoriosos, aquella candidatura terminó en un pleito judicial que, finalmente, se resolvió a favor de Jorge Díaz Martínez, quien se había impuesto en las elecciones internas, pero había sido desplazado por un congreso peronista que, a favor del nombrado Zitelli, respondía en aquel entonces a Ramón Saadi.

******
El alejamiento del empresario de los medios de comunicación con el peronismo es público y notorio. Es un secreto a voces que en aquel año, 1991, jugó a favor del radicalismo, como antes lo había hecho con la Intervención Federal de Luis Prol. Algunas peleas posteriores lo alejaron del castillismo, especialmente por la declinación de Oscar a ser gobernador en 2003, cuando para disgusto de Zitelli cedió la candidatura. Sin embargo, tiempo después, volvió a limar asperezas con Castillo y construyó una sólida relación con Brizuela del Moral, del que recibió grandes favores e igualmente se los devolvió desde el diario, especialmente en la tarea que siempre llevó adelante de mantener fracturado al PJ. En la elección del 13 de marzo, inclusive, fue evidente la posición editorial en contra del kirchnerismo (del que reniega en la intimidad), tanto que valió pintadas callejeras que reflejaban sus enormes diferencias con el peronismo. Algunas de ellas hasta decían “Zitelli radical”, lo que ahora se compadecería con este acuerdo que informó catamarcactual.
******
La posibilidad mencionada en los bloques anteriores, por si fuera poco, se vio reforzada por el amplio despliegue que El Ancasti hizo de la denuncia sobre narcotráfico que, sin prueba alguna, lanzó el senador nacional contra el ministro Gordillo y el jefe de Policía Palomeque. Durante más de una semana, el tema ocupó casi todos los espacios políticos del diario y en ninguna de sus ediciones se habló de la falta de consistencia de la denuncia o los antecedentes de “fabulador serial” de Castillo quien, como se sabe, instaló en 1991 que Catamarca era un centro privilegiado de los cárteles de la droga con cientos de pistas clandestinas en distintos puntos de la provincia lo que, hasta el día de hoy, no pudo ser ni mínimamente comprobado. Apenas refirió, en cambio, otra denuncia de irresponsabilidad que se hizo contra el extinto presidente de River, Julián Williams Kent, de la que se retractó vergonzosamente en un doble episodio: primero en cámara, cuando el periodista Néstor Ibarra salió a defender a Kent, y después -cuando tenía que ratificar los cargos- en la Justicia. La idea de difundir “con bombos y platillos” el nuevo ataque contra el actual gobierno, de hecho, es una prueba más de las aceitadas relaciones del diario con el senador de la Nación. Y de una acción política, como otras parecidas, ya inocultables.

******
A propósito de la denuncia por narcotráfico. El ministro de Gobierno, Francisco Gordillo, aunque no lo diga, sufrió en su ánimo la gravedad de la acusación. Le habría confiado a sus íntimos el deseo de terminar a fin de año con su gestión ministerial y volver al puesto de intendente de Pomán. Sería una decisión absolutamente personal que, paradójicamente, coincide con un problema institucional que se ha planteado en lares pomanenses por la renuncia de un concejal. Es más: el hombre todavía goza de la confianza de la gobernadora y, tranquilamente, podría seguir en el cargo y hasta ocupar otro ministerio clave, como el de Educación. Pero no: prefiere irse. A partir de esto recrudecieron las versiones que, en estos mismos “Apuntes”, supimos dar sobre eventuales reemplazantes, entre los que se encuentran Guillermo Rosales, Daniel Barros y algún “tapadito”, como lo era Gordillo antes de asumir.

*******
¿De vacaciones o retiro obligado? La semana pasada llegó al aeropuerto “Felipe Varela” el exministro de Servicios Públicos. Tomó el vuelo de línea, pero antes debió cargar varias y pesadas valijas, lo que llevó a pensar a muchos de los presentes en la terminal aérea que Julio Molina volvía definitivamente a Buenos Aires o, en el mejor de los casos, iniciaba un largo período de vacaciones tras su polémico paso por la función pública. Recordemos que embaucó durante meses a varios medios de comunicación -entre ellos El Esquiú.com- en el sentido que la provincia no le debía nada a CAMMESA, mentira que sostuvo inclusive en un acalorado debate con la diputada Colombo que está grabado. Ahora nos enteramos de que Marita tenía razón ya que el nuevo ministro -Luis Romero- ha reconocido que Catamarca debe pagar una cifra varias veces millonaria por deudas de energía. Ah...en la despedida, Molina departió alegremente con los senadores nacionales del Frente Cívico, Oscar Castillo y Blanca Monllau, que también se trasladaban a la Capital Federal. ¡Cuestión de viejas afinidades!.

******
La nueva ley de ministerios es tema de interés en los mentideros políticos. El gobierno le estaría dando los últimos retoques y las especulaciones principales giran alrededor de variantes que puedan introducirse al esquema actual. En ese orden, recrudeció la versión que se crearía el Ministerio de Deportes, Cultura y Turismo, que reuniría a las tres secretarías del mismo nombre. El candidato a ocupar el nuevo cargo que más suena en los medios es Maximiliano Brumec, el dinámico conductor de Deportes.

******
RECUERDOS HACIA EL PRESENTE. En los últimos días de noviembre de 1987, en medio de una gran efervescencia política, asumen los senadores provinciales para el período que debía finalizar en diciembre de 1991 y que, a raíz de la intervención federal de aquel año, no pudo completarse. Quienes juraron en aquella oportunidad fueron José Daniel Saadi (iniciaba una carrera que dura hasta nuestros días como representante de Pomán), Félix Medardo Jerez (reelecto por el departamento Santa Rosa), Luis Alberto Lestussi (Fray Mamerto Esquiú), Enrique Ocampos (Capital), Jorge Peirano (Paclín), Lionel Rizo (Capayán), Juan Fernando Andrada (Tinogsta) y René Vázquez (Antofagasta de la Sierra), el único radical que pudo triunfar en aquel año en el puesto de senador departamental.

******
En aquellos tiempos, Gabino Herrera, en su calidad de presidente del comité provincial de la UCR, anunciaba que pediría al Tribunal de Disciplina del Partido la expulsión del ex concejal capitalino Nicolás Lindow, quien, con su sospechosa ausencia en las últimas sesiones del año 1987, había impedido el pase a planta permanente de casi 400 empleados municipales favoreciendo de esta manera los planes del peronismo que, con la conducción de José Guido Jalil, quebraba la mayoría radical que había existido en el período 1983 - noviembre de1987. Cosas del destino: en el año 1988 quien iba a ser expulsado era el propio Herrera, por haber posibilitado -junto a otros cinco correligionarios- la reforma de la Constitución Provincial, hecho que fue otro escándalo de grandes proporciones.

******
En el orden nacional las noticias principales provenían de Tucumán, única provincia que en las elecciones del 6 de septiembre no había definido el gobernador. La disputa la debía definir el Colegio Electoral -instituto que hizo desaparecer el Pacto de Olivos de 1994- que fue convocado para el 3 de diciembre de 1987. Sus 60 miembros debían definir entre el radical Rubén Chevaia (¿adónde fuiste a parar radicalismo tucumano?) y el peronista José Domato, el que finalmente fue consagrado por 24 votos a 21 con 15 abstenciones.
 

Comentarios

Otras Noticias