Apuntes del secretario

lunes, 04 de marzo de 2013 00:00
lunes, 04 de marzo de 2013 00:00

Tanto la CGT como las 62 Organizaciones, más allá de la cuestión gremial, tienen posiciones políticas. No en vano representan, dentro del Consejo Nacional Justicialista, al movimiento obrero. En ese marco, durante una reunión llevada a cabo el viernes pasado, el titular de la Delegación Regional Catamarca, Pedro Armando Carrizo, tuvo expresiones contundentes que, de alguna manera, lo distancian de su compañero de ruta de los últimos tiempos, el mercantil Roberto González, y del secretario general del gremio gastronómico a nivel país, José Luis Barrionuevo. “Uto”, como se lo conoce en el mundillo de la política, cuestionó el anticipado respaldo del “mercantil” a la promocionada candidatura a diputado nacional de Luis. Concretamente dijo que “los peronistas disidentes no son peronistas” y fundamentó sus palabras reprochando que González haya salido por los medios a brindar un apoyo “con el sello de las 62 Organizaciones Peronistas”, el brazo gremial que se incluye dentro de la orgánica del PJ.

******
“Uto” Carrizo añadió, durante el encuentro llevado a cabo en la sede “transportista” de calle Caseros entre Güemes y Zurita, que la decisión de González lo había sorprendido porque no hubo ninguna conversación previa o un simple llamado telefónico para lanzar un pronunciamiento que impacta de lleno en la interna peronista. “El compañero González, por sí solo, tiene toda la libertad que quiera para apoyar al candidato que le plazca, pero de ninguna manera lo puede hacer desde ‘las 62’, porque esa organización es la que sustenta nuestra presencia en el Movimiento Nacional Justicialista”, indicó Carrizo y todos coincidieron en el cónclave sindical. “Perón concibió a la CGT y a ‘las 62’, pero sobre todo a los trabajadores, como la columna vertebral del Movimiento Justicialista, así que los que van por afuera ya no son peronistas”, insistieron varios de los presentes. Las críticas, cabe destacarlo, se extendieron al mismísimo Barrionuevo, al considerar que “se largó por las suyas, sin consultar a nadie, al menos en Catamarca”. También llegaron (las críticas) al “camionero” Hugo Moyano, que armó su propio partido; como a Gerónimo “El Momo” Venegas, quien acá tiene a su representante -Myriam Juárez- jugando con el radicalismo y ya lanzada, como segunda de Eduardo Brizuela del Moral, para las postulaciones de la oposición local a la renovación parlamentaria nacional.

******
Todas estas definiciones se hicieron en presencia de los delegados Juan Carlos Rojas (Gastronómicos), Pedro Fernández (Mercantiles) y José Videla (Camioneros), quienes al margen de las posturas de sus jefes sindicales nacionales, sin pronunciarse, prefirieron “no sacar los pies del plato”, por lo menos en el orden provincial. Tanto “Uto” Carrizo como Leonardo Burgos, principales voceros del encuentro, repitieron en varias oportunidades que “este gobierno provincial es nuestro también, porque es justicialista”, remarcando que “estuvimos veinte años esperando para tener esta oportunidad, y ahora no la podemos ‘rifar’ porque sí nomás”. También señalaron “Nosotros hicimos actos en la CGT y nos comprometimos tanto en marzo, como en octubre de 2011, incluso con la presencia de la gobernadora (Lucía) Corpacci, y apoyamos siempre a los candidatos del PJ, así que tenemos que defender al gobierno como nuestro”, aunque expresamente aclararon “eso no quita que debamos replantear la relación, porque muchas veces nuestras propuestas no son tenidas en cuenta”. De todos modos, ahondaron en la cuestión política: “no podemos salir a decir, como Luis Barrionuevo, que hay que ‘peronizar’ el gobierno, cuando la mayoría de los actuales funcionarios han sido dirigentes que alguna vez estuvieron con él”, para lo cual citaron los casos del secretario general Edgardo Macedo, el secretario de la Vivienda Octavio Gutiérrez o el secretario de Gabinete Fidel Sáenz. Por último, se habló de revisar la conducción de las 62 Organizaciones, la que no renueva autoridades desde hace 8 años, y de procurar “un encuentro con la gobernadora” apenas vuelva de Canadá, para poder decirle que “los disidentes o las ‘patas’ peronistas, para nosotros ya no son justicialistas porque se pasaron al bando de los adversarios”. De hecho, aspiran a ser atendidos y escuchados sobre planteos laborales varios.

******
Mientras en Catamarca se produjo este debate por su candidatura, desde la Capital Federal, Barrionuevo siempre habla. No se calla nunca. El jueves pasado estuvo en el programa político que, en el Canal 26, conduce Clara Mariño y abordó varios tópicos. El viejo estribillo de que “a los Kirchner” no les queda vida y que van a terminar presos lo repitió una vez más. Pero también habló de Hugo Moyano, con el que se habría vuelto a distanciar -al menos políticamente- y del que aseguró pretende ser presidente de la Nación y, por supuesto, del gobernador José Manuel de la Sota. De éste expresó maravillas, al punto de considerarlo poco menos que un estadista de estatura mundial. Sus conceptos bien podrían ser aplicados a un Charles de Gaulle o a un Winston Churchill. ¿Tanta capacidad tiene el cordobés de pelo blanco? En fin, aún con exageraciones desmedidas, Luis sigue con su proyecto político y cuenta con el guiño “delasotista” para recorrer la Argentina en campaña presidencial. Personalmente, como lo ha dicho y lo ha repetido, sería candidato en Catamarca -por afuera del PJ y el Frente para la Victoria, claro está- y desde su tierra natal ratificaría en octubre su posición antikirchnerista hacia el resto del país.

******
Adriana Díaz está de regreso. La dirigente del Partido Intransigente de Catamarca y actual subsecretaria de Familia del Ministerio de Desarrollo Social retoma, de a poco, sus funciones, de las cuales estuvo alejada desde finales del año pasado, luego de sufrir una tremenda caída en Buenos Aires mientras realizaba gestiones oficiales. Quien fuera también electa como diputada nacional suplente en la lista del Frente para la Victoria en las elecciones de 2011 padeció triple fractura en la zona del hombro, por la que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. Las lesiones que sufrió son muy dolorosas y necesitan de un largo proceso de rehabilitación al cual se somete con paciencia. No obstante, y desde su convalecencia, Adriana empezó a monitorear y seguir más de cerca las distintas áreas que componen el vasto organismo a su cargo, que aborda temáticas especialmente sensibles en términos sociales y políticos como la niñez vulnerable, los adolescentes infractores a la ley penal y la asistencia alimentaria, entre otras. En este marco, quizás una de las cuestiones más urgentes a las que se deberá abocar cuando retome sus tareas es la adecuación plena de la provincia a las normativas de Protección de la Infancia, que implican la transferencia de áreas que antes dependían de la Justicia de Menores a la cartera social. Por estos días, la funcionaria tiene el teléfono “al rojo vivo”, siguiendo los preparativos de la Semana de la Mujer que organiza su ministerio y otras áreas del Gobierno.

******
RECUERDOS HACIA EL PRESENTE. Como lo hacemos habitualmente, cerramos los “Apuntes…” del día de la fecha con el repaso de hechos del pasado.
Un 4 de marzo de 1988, los diputados provinciales Gabino Herrera (presidente del Comité Provincial de la UCR) y Julio César Rueda (Secretario Político) expresaron el virtual apoyo del partido a la fórmula Angeloz-Casella. No hubo disidencias dentro de la oposición de aquellos tiempos, la misma de hoy en día. Aquella fórmula presidencial compitió en las elecciones del 14 de mayo de 1989 con la conformada por Carlos Menem y Eduardo Duhalde, que se impuso por cifras significativas. El riojano, que era gobernador de La Rioja, también ganó en Catamarca, donde después iba obtener triunfos tan amplios como lo que conseguía en su provincia natal. Sobre los diputados radicales que dieron a conocer el apoyo a la fórmula, hay que decir que el doctor Gabino Herrera terminó expulsado del partido -por decisión del castillismo, que dominaba la Convención- por haber posibilitado, con su apoyo, la reforma de la Constitución en el año 1988. Julio Rueda, por su parte, fue legislador hasta la intervención federal a la provincia y, años más tarde, resultó uno de los artífices del MIRA, línea interna que todavía hoy tiene vigencia en la UCR. Rueda falleció en un accidente automovilístico, en la provincia de Tucumán, en abril de 2010.

******
Un día como hoy, 5 de marzo, pero del año 1988, el mundo artístico sufrió un verdadero cimbronazo. Murió el actor cómico Alberto Olmedo, quien cayó al vacío desde un piso 11 de un edificio de la ciudad de Mar del Plata. Durante mucho tiempo existió la sospecha que pudo tratarse de un homicidio, pero la Justicia dictaminó finalmente accidente. Olmedo, durante décadas, fue figura del cine y la televisión argentinos al lado de otro inolvidable: Jorge “Gordo” Porcel.

Comentarios

Otras Noticias