Editorial

Sin sentido

jueves, 20 de diciembre de 2018 00:00
jueves, 20 de diciembre de 2018 00:00

Al momento de los discursos, suelen coincidir los dirigentes de casi todas las fuerzas políticas al señalar que lo importante es dar respuestas a la comunidad en lugar de priorizar batallas personales o sectoriales.
En forma recurrente aseguran que cuando un proyecto es bueno merece ser respaldado, independientemente de quien sea el autor de la propuesta. Estas posturas, unánimes por naturaleza, podrían identificarse como un punto de encuentro, en sintonía con los criterios de acción que espera, exige y merece la ciudadanía.
Sin embargo, rara vez se traduce en hechos concretos, y la batalla por sumar galardones al currículum particular -sobre todo en tiempos de campaña- saca a la luz comportamientos que contradicen las muletillas más utilizadas.
Un clarísimo ejemplo, digno de dejar anonadado al catamarqueño promedio, se vive desde hace años en torno a la iniciativa de crear una casa de altos estudios en Belén. La necesidad emerge tanto por el crecimiento poblacional de esa región provincial como por el impacto que produciría en toda una generación que podría formarse académicamente sin necesidad de emigrar.
Podría también pensarse en carreras específicas para las demandas locales y en definitiva escuchar a la población de Belén, que en varias ocasiones se manifestó multitudinariamente en reclamo de su universidad.
Lo curioso es que cuando la senadora Inés Blas impulsó la Unoca, en lugar de hallar pleno respaldo, encontró trabas y objeciones en la UNCA.
Cuatro años después, la UNCA avanza para desembarcar en Belén con apoyo nacional y municipal.
Los fundamentos y pilares del proyecto son los mismos: la diferencia es que si lo hace uno genera entusiasmo y si lo hace otro genera rechazo.
Mezquindades sin sentido, tan conocidas como habituales, que demoran oportunidades para la gente por pulseadas evitables. Aquello de “aunar esfuerzos” nace y muere en los discursos.

15%
Satisfacción
0%
Esperanza
46%
Bronca
0%
Tristeza
7%
Incertidumbre
30%
Indiferencia

Comentarios

20/12/2018 | 15:32
#3
le llamaba un ex Juez Federal y Ministro de Economía cuyo nombre no recuerdo. Pero era algo ESPECÍFICO. No un gasto más sino como una delegación en esa zona y referida a cuestiones específicas de esa región. De otro modo, cuesta menos pagarles los boletos y construirles albergues a los belichos. Y hacerlos socios de la Casa de Belén...como era antes.
20/12/2018 | 09:01
#2
Hay un error grave en esta nota. La universidad que buscaba crear Blas era una independiente de la Unca, otra casa de estudios con otro régimen y otras autoridades, con presupuesto aparte y dependiente de los organismos nacionales que nuclean y controlan estas institucines. El CIN (consejo que hace estas funciones, le dio la baja...) La propuesta actual es que sea una sede de la Unca la que desembarque en Belen, con la estructura organica de la Unca. El problema fue telchi que prometio sin saber como se hace
20/12/2018 | 03:56
#1
No veo la noticia...

Otras Noticias