Apuntes del Secretario

domingo, 05 de mayo de 2019 01:02
domingo, 05 de mayo de 2019 01:02

Quienes pensaban que durante el discurso del 1 de mayo de Lucía Corpacci se podían disipar las dudas sobre un tercer mandato suyo, como gobernadora, se equivocaron. Nada dijo al respecto y tampoco dio pistas sobre el futuro, el que terminará de resolverse en junio próximo cuando se produzca el cierre de las listas de precandidatos para la primaria abierta, simultánea y obligatoria (PASO) del 11 de agosto. Por el contrario, resembró las dudas. Unos dijeron que fue el discurso de despedida, que es el caso de José Luis Barrionuevo, y otros reafirmaron que habrá un operativo clamor para que acepte seguir por cuatro años más. Nosotros decimos, por lo que sabemos, que Lucía Corpacci no se alejaría de la política. Si le deja la posta a alguien, lo mismo figuraría en el voto del Frente para la Victoria, posiblemente como precandidata a diputada nacional. Aunque tampoco haya confirmación, la única alternativa a sucederla dentro del peronismo la representa el intendente de la Capital, Raúl Jalil, quien ratificó que las grandes decisiones surgirán una o dos semanas antes del cierre de listas, el que se producirá en la medianoche del 22 de junio. Al mismo tiempo, almibaró su relación con Corpacci: “tengo gran admiración y respeto por la gobernadora”.

****
Independiente que sea nuevamente gobernadora o decida regresar al Congreso –estuvo allí, entre 2009 y 2011, como senadora nacional-, en el peronismo descuentan que será reelegida como presidente el próximo 19 de mayo, cuando se convoquen en la sede de avenida Güemes los congresales de toda la provincia. Será otra fecha importante para saber cómo viene el futuro político. Tal vez para ese momento, o sea dentro de dos semanas, haya algún avance en el armado del Frente Cívico y Social, aunque esto parezca improbable porque los correligionarios de estas tierras esperan decisiones a nivel nacional para tomar las propias. Más o menos como una partida de ajedrez con final incierto. Los alfiles, de uno y otro bando, pueden permanecer en posición de ataque hasta en tiempo de descuento.

****
Ironías de la política. Hoy en día, el diputado provincial Hugo “El Grillo” Avila y el senador nacional Dalmacio Mera mantienen diferencias casi irreconciliables con la conducción provincial del peronismo pero, a su vez, en el pasado, tuvieron enfrentamientos memorables dentro del mismo PJ. Fue cuando el primero, desde su puesto de intendente de Tinogasta le imputó al exvicegobernador conductas impropias de un peronista. Al parecer, aquellos denuestos han sido superados porque Avila ahora propone a Mera como eventual precandidato a intendente de la Capital y le destaca condiciones y capacidades para reemplazar a Raúl Jalil. Seguramente el senador podría ser un buen intendente, pero a  la luz del ofrecimiento de su colega, surgen nítidas las miserias de la política. “Hoy un juramento, mañana una traición” es el título del tango gardeliano que mejor pinta los zizagueos de nuestra dirigencia. A propósito del renacimiento de la relación Avila-Mera, si es que realmente existe, llama la atención que un diario del medio lo llame el “diputado kirchnerista” al primero de los nombrados. Será porque ganó la banca con esa marca. Ahora si verdaderamente es kirchnerista, resulta raro que se acerque a quien milita hoy en el antikirchnerismo.

****
Si finalmente Lucía Corpacci renunciara a un tercer mandato, para el cual está habilitada por la Constitución de 1988, todos miran a Raúl Jalil como el sucesor natural (vienen juntos desde 2011), aunque el “fuego amigo” ande gestionando operaciones de prensa en su contra a nivel nacional. En caso que finalmente el intendente se quede con la precandidatura, más de uno estaría interesado en el puesto de vicegobernador y sobre ese cargo ya se tejen especulaciones. Se dice, entre bambalinas, que debería ser algún integrante del Frente para la Victoria no peronista y en ese eventual escenario levantan a la figura de Adriana Díaz, la actual diputada y presidente del PI a nivel nacional, cargo que le ha permitido acercarse a otros jefes partidarios, entre los cuales se cuenta al sanjuanino José Luis Gioja, el actual presidente del Consejo Nacional Justicialista.

****
Quien no se baja y mantiene sus posiciones desde la legitimidad es Roberto Gómez, el médico que preside el comité Capital de la UCR y ha ratificado su intención de disputar la candidatura a gobernador dentro de la alianza opositora. Desde ya, es un claro desafío para su colega Rubén Manzi, precandidato declarado y dispuesto a sostener todas las internas que fueran necesarias para llegar al objetivo que se ha propuesto. De hecho, Gómez sería un rival muy difícil de superar. No porque haya encuestas que lo proyecten como competitivo, sino que ya viene de demostrar que tiene apoyos ciudadanos. En 2017, cuando dirimió con Brizuela del Moral por la candidatura a diputado nacional, cosechó más de 27.000 votos. Esta cifra, para una interna, es un número tremendo, lo que precisamente nos lleva a pensar que el hombre no se bajará en este 2019 de una posición de importancia. Digamos gobernador, intendente de la Capital o diputado nacional.

****
Elisa Carrió siempre es noticia y ya no quedan dudas que hace de los escándalos su forma de hacer política. Aparte, tiene obsesión con el narcotráfico. Cuando no se habían acallados los ecos de la denuncia que realizó en Rosario, para relacionar a la temible banda narco “Los Monos” con el candidato a gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, aterrizó en Río Cuarto y acusó a los políticos de la pujante ciudad del sur de Córdoba de ser cómplices de los narcos, e indicar que “la merca” ingresa por nuestra provincia. Cuando le pidieron que de nombre o detalles de las operaciones que estaba denunciando escapó por la tangente y hasta terminó avanzando contra el periodista riocuartense por andar haciendo repreguntas que, al menos con ella, no corresponde realizar. Si los efectos buscados fueron electorales, esta vez fracasó totalmente. Bonfatti, a las horas que Carrió lo relacionó con “Los Monos”, realizó una excelente elección en las PASO santafesinas al consagrarse como el postulante más votado. Es como que los antecedentes de la diputada nacional no aportan credibilidad. Recordemos que denunció a Duhalde por narcotráfico y no pasó nada. Hizo lo propio con Sergio Massa y no pasó nada. Con Aníbal Fernandez multiplicó las denuncias y, como una constante, no pasó nada. Aparte, cuando le piden pruebas, como ahora lo ha hecho el juez federal de Catamarca –interesado lógico por conocer el supuesto pasaje de la droga por nuestro territorio-, se enoja y no aporta nada de nada a la Justicia. En síntesis: los dirigentes locales de Cambiemos, bajo el temor de cargar con “una mochila de plomo”, ya no ven con buenos ojos que visite la provincia.

****
La idea de construir una plaza en el predio de la vieja cárcel de las avenidas Güemes y Virgen del Valle, lanzada por la gobernadora Corpacci, representa un hecho por demás auspicioso, fundamentalmente porque un basural en pleno centro de la Capital no es visualmente grato y deja de lado los efectos saludables que surgen de un espacio verde. Aparte, esa plaza formaría parte de un conjunto que se completaría con la construcción del edificio propio, moderno y funcional, para el Registro Civil, un organismo que a cada rato tiene que cambiar de lugar. Recordemos que, por años, funcionó en la calle Rivadavia al 1000 (en ese edificio municipal se erige actualmente el Museo Caravatti), después pasó a una vieja casona de San Martín al 300 y ahora lo hace en República al 1000. El anuncio vino con un dato político. La mandataria expresó su deseo que la plaza a construirse lleve el nombre del expresidente Raúl Alfonsín que, según su criterio, “no fue suficientemente reconocido”. Demás está decir, sería un homenaje de justicia para quien, en vida, exaltó los más altos valores democráticos.

****
RECUERDOS.

Como lo hacemos siempre, en el último bloque de “Apuntes”, repasamos los hechos del pasado.

En mayo de 1994, uno de los grandes temas de debate de la Argentina pasaba por la muerte del soldado Omar Carrasco, ocurrida en la ciudad neuquina de Zapala. De acuerdo al dictamen de la Justicia, se trató de un asesinato, luego de que Carrasco sufriera severos problemas físicos por los famosos “bailes” que se solían practicar en la fuerza, los que en realidad eran castigos de supuesta ejemplaridad que ejecutaban oficiales y suboficiales. El principal acusado por la madre de la víctima era el subteniente Ignacio Canevaro, quien terminó condenado.

 

****
Este tema trascendió lo meramente penal y se convirtió en materia de debate político. De esta manera, el exministro de Defensa, Oscar Camilión, y el expresidente Menem analizaban las derivaciones que podría tener el caso que conmovía al país. Camilión, en esos días de mayo, afirmaba que los cuatro militares detenidos por el hecho –entre ellos, Canevaro- “no eran chivos expiatorios”. Al poco tiempo se realizó el juicio, pero antes, Menem resolvió suprimir el Servicio Militar Obligatorio, lo que representó un hito histórico.
 

10%
Satisfacción
3%
Esperanza
71%
Bronca
7%
Tristeza
3%
Incertidumbre
3%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias