Editorial

Sarmiento

miércoles, 11 de septiembre de 2019 00:00
miércoles, 11 de septiembre de 2019 00:00

Domingo Faustino Sarmiento, nació en el Carrascal uno de los barrios más pobres de la ciudad de San Juan. Sus padres fueron, José Clemente Quiroga Sarmiento y Ana Paula Albarracín. Cuando tenía 5 años ya sabía leer y escribir y a los 15 años había fundado su primera escuela en San Francisco del Monte de Oro (provincia de San Luis) donde ya se desempeñaba como maestro de un grupo de alumnos que lo superaban en edad.


Fue político, filósofo, pedagogo, escritor, docente, periodista, estadista y militar argentino; gobernador de la Provincia de San Juan entre 1862 y 1864 y presidente de la Nación Argentina entre 1868 y 1874.


Se destacó tanto por su laboriosa lucha en la educación pública como a contribuir al progreso científico y cultural de su país.
Es uno de los escritores más talentosos que haya dado el país, talento que reflejó tanto en su labor periodística como en la literatura.


En San Juan fundó el periódico “El Zonda”. De su magnífica obra literaria, se destacan: “Facundo o Civilización y Barbarie”, inspirado en el caudillo riojano Facundo Quiroga; “Recuerdos de Provincia”, de corte autobiográfico; “Viaje”, donde cuenta sus experiencias en el extranjero; “Vida de Dominguito”, que narra la vida de su hijo adoptivo muerto en Paraguay; “Educación Popular”; “Método de Lectura Gradual”.


Sarmiento fue también un visionario en materia de producción minera, al vislumbrar el potencial sanjuanino y del país.
Verdadero héroe nacional, con su legado modificó la historia del país para siempre. No es casual que de todas sus ricas y múltiples facetas predomine en el recuerdo y homenaje su figura de maestro.


Quizás nada mejor puede hacerse en favor de un pueblo que construir los cimientos para darle educación.

40%
Satisfacción
0%
Esperanza
60%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias