Apuntes del Secretario

miércoles, 1 de abril de 2020 01:38
miércoles, 1 de abril de 2020 01:38

En medio de la pandemia y gestos mayoritarios de solidaridad, a nadie se le ocurra pensar que la política queda de lado. Hasta ahora ponderamos el alejamiento de la llamada grieta por parte de la dirigencia y, a fuer de sinceros, creemos que hay avances evidentes en la materia. Pero bastó que saltara una chispa, no para provocar un incendio, sino para que las tensiones reaparecieran. Que la imagen de Alberto Fernández, al ponerse al frente de la crisis, se haya disparado a niveles inimaginables de aceptación popular (entre un 75 y 90 por ciento) no es agua que pasa para la oposición. Ella también quiere participar de eventuales réditos si esta historia de dolor y tristeza termina bien. Aparte que se la merece, porque ha colaborado y ha sacado las piedras en el camino para que “el comandante en la batalla” (como llamó Mario Negri al Presidente) pueda transitar tomando las mejores decisiones para el pueblo argentino.

*****

El domingo a la noche, Fernández fustigó a los empresarios que, en medio de la pandemia, despiden a empleados. Fue un mensaje directo a Paolo Roca, el multimillonario propietario de Techint, un gigante que no es ajeno a la política (colabora con todos para las campañas proselitistas y eso lo pueden certificar algunos catamarqueños, como es el caso de José Luis Barrionuevo) y tiene quienes lo defiendan. Las respuestas llegaron 24 horas más tarde cuando sectores claramente identificados con el PRO hicieron sonar las cacerolas en los reductos donde son fuertes de verdad: Capital Federal y el microcentro cordobés. Allí exigieron que el sector público y los políticos recorten sus ingresos en un 30% para conformar un fondo de ayuda a la crisis, en un remedo de lo que hizo el uruguayo Lacalle Pou afectando a toda la Administración Pública en un 20%. Aunque el tufillo político impregne el escenario, se nos ocurre pensar aquello de “ley pareja no es rigurosa”, con lo que no sería una mala medida, mucho más si la decisión es temporal y no definitiva. Por fuera de las posiciones extremas, sin dudas, ha quedado planteado el primer gran tironeo entre oficialismo y oposición. Ya veremos qué ocurre con él.

*****

La propuesta de “solidaridad de todos y para todos”, y no sólo los marcados por la política, en muy poco tiempo será tendencia mundial. Es que las economías de los poderosos habrán de crujir por una pandemia que sigue arrasando con lo que se cruza. Países como Francia, Italia o los Estados Unidos, entre varios otros, han dispuesto volcar activos que significarán caídas estrepitosas de sus PBI. Aparte, hay otros ejemplos de la cadena de solidaridad que recorre el mundo. Los artistas donan actuaciones y futbolistas de la alta competencia, como Lionel Messi por caso, aceptan hasta un 70% de recorte en sus haberes que, como se sabe, ascienden a cifras para el asombro. Por lo tanto, no van a quedar en posición de mendicantes.

****
En Catamarca, uno de los adelantados en proponer la resignación de sus haberes a favor de la crisis fue un concejal chacarero. Se trata de Javier Espinoza (UCR) que, en gesto que ennoblece, ofreció donar su dieta para atender gastos del hospital San Juan Bautista. Quien podría ser el reverso de la moneda en este tema es el diputado Luis Daniel Lavatelli (PJ). Al parecer tuvo algunos gestos que pudieron ser loables, pero despertaron algunas iras en las redes sociales. Rescatamos una visión del trabajo de Lavatelli en el Facebook: “El diputado anda conociendo la ciudad. Primera vez que sale, queriendo sacar provecho de una situación que nos tiene a todos preocupados. Si se quiere ayudar, se ayuda callado. No porque de una ayuda manda gente (sic) a que le agradezca por la radio y defenestre a los que le dieron realmente la ayuda que lleva. Oportunismo puro. Se junta mucho con ‘El Grillo’ Ávila”. Sin comentarios. Otro que habló y aclaró las cosas fue el intendente Saadi. Para él, los descuentos de haberes a los funcionarios deben hacerse en silencio. De hecho, indicó que lo viene haciendo desde el mes pasado, pero focalizando hacia dónde va la ayuda.

*****
Mientras algunos sectores comienzan a preocuparse por la prolongación del aislamiento -irá hasta el final de la Semana Santa-, se estima que los próximos anuncios serán de flexibilización. Esto es, que se mantenga una cuarentena menos rigurosa y que ciertos sectores retomen tareas habituales a los efectos de no lastimar la economía, el rubro que más preocupa a empresarios y comerciantes en general. Otros rubros, nos parece, tendrán que esperar. Por ejemplo, las grandes concentraciones de público. Anotemos en esa dirección al dictado de clases, a los espectáculos artísticos, a las justas deportivas y hasta las celebraciones religiosas las que, con buenas noticias y viento a favor, podrían retomarse recién en julio.

*****

Dos jerarcas policiales, desde hace dos meses, permanecen detenidos por una supuesta participación en maniobras de narcotráfico. Es una mancha para la Policía, que en la presente semana sumó otro papelón. Un par de efectivos, en lugar de estar colaborando con el cumplimiento de la cuarentena, la violaron sin disimulo alguno, a punto tal que fueron filmados por las cámaras de seguridad. Un bochorno más que contribuye a consolidar preconceptos, injustos para la gran mayoría de los efectivos, que existen sobre la Policía. También a estos deslices le podríamos sumar la conducta de algunos agentes de tránsito que, días pasados, estuvieron cobrando coimas en la avenida Illia durante un operativo de control de circulación por el coronavirus. El hecho fue denunciado por un taxista en radio Valle Viejo y habría caído como un balde agua frías entre las autoridades municipales. Gustavo Saadi, inmediatamente, habría dado la orden de separar de las tareas específicas al grupo que participó del operativo denunciado e iniciar los trámites administrativos en su contra a los posibles coimeros. La última: muy buena la actitud del taxista de denunciar inmediatamente. Es la forma de ir cortando estos actos de corrupción.

*****

En las dependencias del SAME, en calle Caseros entre Mota Botello y Chacabuco, se viven días de tranquilidad. La mayoría de sus móviles permanecen estacionados y no hay mayores movimientos. Se trata de uno de los milagros de la pandemia, en este caso positivos. Como no se registran accidentes ni choques, la mayoría de estos con participación de motos, no se produce el ulular de los móviles por diferentes puntos de la ciudad. También ha disminuido la actividad de la delincuencia. Se registran muchísimos menos atracos o arrebatos callejeros. Al parecer, los chorros están cumpliendo en firme la cuarentena.

*****

RECUERDOS. Como lo hacemos habitualmente, cerramos los “Apuntes del Secretario” con el repaso de hechos pasados.
El 1 de marzo de 1995, después de largos meses de negociaciones, Ecuador y Perú decretaban el cese del fuego y el cierre de la guerra en la zona fronteriza de ambas naciones. La decisión era refrendada por los ministros de Relaciones Exteriores de todos los países de Sudamérica reunidos en Montevideo, la capital uruguaya. Por Argentina estuvo presente Guido Di Tella, canciller durante la gestión de Carlos Menem. Sobre este tema, hay que recordar que el 4 de enero del mismo año 1995, el presidente argentino intentó convencer a Ecuador y Perú de poner fin a los combates, pero fracasó estrepitosamente durante la asamblea de países del Cono Sur llevada a cabo en Río de Janeiro.

El 31 de enero de 1995 era reelegido como presidente de la Federación Económica de Catamarca el señor Carlos Nazareno, reconocido dirigente del medio e integrante de una familia tradicional de la Capital. Nazareno ejerció el cargo durante varios años y tuvo gran protagonismo en la época en que le tocó actuar. Actualmente es titular de la agencia Fiat, de calles Sarmiento y avenida Güemes.


Otra noticia política de febrero de 1995. El día 3 era designado candidato a diputado nacional por Catamarca el exsecretario de Transportes de la Nación, nuestro comprovinciano Edmundo del Valle Soria. Alineado con el exministro de Economía, Domingo Felipe Cavallo, Soria fue elegido por el saadismo que, con ello, buscaba lograr los favores del menemismo para enfrentar la elección del 14 de mayo. Sin embargo, como en 1991, volvió a perder frente al castillismo, pero Soria estuvo en el Congreso entre el 10 de diciembre de 1995 e igual fecha de 1999.


El Esquiú
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
66%
Indiferencia

Comentarios

2/4/2020 | 21:56
#0
No hay duda que Edmundo del Valle Soria se llevó de arriba la Diputación Nacional. Me recuerda al jocoso caso del llamado de Juan Perón al gobernador de Catamarca como candidato a Senador Nacional. el médico Pacífico Rodríguez, para que nomine a Vicente Leonides Saadi. Aquí no necesitaron un llamado: Edmundo Soria le enroscó la víbora a Ramón Saadi que Cavallo le daría una gran mano financiera y económica. Como ello no sucedió perdió el peronismo volvió a perder.Y no pudieron cantar como a Boca se va el tercer se va el tercero...sinoi peor: 5 derrotas consecutivas para mantener a Catamarca...como en el Siglo Pasado.

Otras Noticias