Sargento Roberto Castro González

“Uno anhela que quien ingresa lo haga por cariño y vocación”

Miembro del equipo de Relaciones Institucionales de la Policía, da a conocer diariamente las novedades policiales.
miércoles, 06 de marzo de 2013 00:00
miércoles, 06 de marzo de 2013 00:00

La mayoría de las personas que habitamos la provincia en algún momento lo hemos oído o visto hablando de los más impactantes casos policiales acontecidos. En cierto modo, termina siendo “la cara visible” de la policía, debido a cada intervención en los medios. Sin embargo, poco sabemos de este personaje que tiene una vasta carrera dentro de la fuerza de policía. El sargento Roberto Castro González forma parte de la División de Relaciones Institucionales, que se encarga, entre otras tareas, de difundir las novedades en las que interviene la policía a diario. Con sus años de servicio ya cumplidos, se encuentra tramitando su jubilación, pero aún está a la espera de poder seguir con la actividad que desarrolla con tanta entrega.

-¿Cómo fue su paso por la policía luego de tantos años?
-Ingresé a la policía con 19 años, actualmente tengo 47, nosotros tenemos 25 años de servicio sin límite de edad. Estuve en Comisaría Primera, luego en la Asesoría Letrada, después fui a Criminalística, donde pasé gran parte de mi carrera, cerca de 16 años como planimétrico y dactiloscópico. Allí fue cuando conocí toda la provincia viendo toda clase de sucesos, homicidios, suicidios, accidentes viales de todo tipo. Llegado a tal punto que contaba en cuántas autopsias había participado, hasta que un día perdí la cuenta. De Criminalística salgo al Departamento de Informaciones, que ya no existe, y luego llegué a Relaciones Institucionales.

-¿Y cuál fue su motivación para entrar a la fuerza?
-Quizás al principio quería tener un poco de independencia económica, aunque no estaba en una situación de necesidad inmediata, pensé que entraría por un par de meses, capaz un par de años, y al final se extendió por 28 años (se ríe).

-¿Qué diferencias nota después del paso de los años?
-Cuando yo ingresé había un mayor respeto hacia la policía, en especial por parte de los jóvenes. El país venía de un proceso de reorganización nacional, en el ‘84 la democracia todavía estaba de pantalones cortitos. En enero del ‘85 trabajaba en la Primera y estábamos limitados en cuanto a las comunicaciones, no teníamos celulares ni radios de larga comunicación, pero uno aprendía mucho sobre ‘el amor a la camiseta’ y se veía mucho compañerismo y colaboración entre todos.

-Con toda esa experiencia, ¿qué podría aconsejarles a los nuevos policías?
-Lo más importante, lo que uno anhela, es que quien ingresa a la policía lo haga por cariño y con un gran porcentaje de vocación, que no lo busque sólo como una salida laboral porque ahí va a sentir el peso del tiempo, de las horas de servicio. En mi caso tengo sensaciones encontradas, porque me da un dejo de tristeza tener que abandonar la fuerza, es como que toda la vida estuve brindándome a la policía y duele tener que dejarlo de repente.

- Hay mucha gratitud en sus palabras...
- La policía es mi segunda familia, he pasado a través de estos 28 años por distintos tipos de jefaturas, diferentes tipos de uniformes, diferentes tipos de criterios también, que los fuimos sobrellevando. He vivido ampliamente la profesión y con sumo gusto, siempre consultando a los superiores, me tocó tener muy buenos superiores que te daban una mano y trabajaban a la par tuya como iguales [...] Aquí se trabaja de domingo a domingo, he pasado navidades y años nuevos trabajando en Criminalística. Fueron muy importantes las experiencias que adquirí en los distintos destinos que tuve, toda esa experiencia ha venido como corolario cuando comenzamos a trabajar con la información.

- Cuéntenos sobre Relaciones Institucionales.
-Relaciones tiene tres sectores grandes: Convenio, Protocolo y Prensa y Difusión. Cuando venimos nosotros, el contacto que había con los medios de difusión era de manera verbal y ante hechos de cierta envergadura, no era un contacto diario como tenemos ahora y con todos los hechos.
Comenzamos haciendo el parte por escrito y lo llevábamos a El Ancasti, La Unión, Radio Spacial, teníamos un móvil, hacíamos el partecito escrito y lo llevábamos con copia para que la firmen, no teníamos internet (se ríe).
Al margen de esto me llamaban de la radio todos los días mañana y tarde. Fue muy importante para todos mis compañeros que capitalizáramos nuestros errores, con ello armamos un instructivo.

- Hay una gran responsabilidad en dar a conocer las noticias a los medios.
- Nosotros no podemos darnos el lujo de tener un error grave, porque quizás un medio lo da como una fe de erratas al día siguiente, pero a nosotros un error de ese tipo nos significaría una sanción disciplinaria e incurrir en una cuestión ilegal. El trabajo nuestro es la información oficial, finalidad que creo que se ha cumplido. Mucha gente a veces te para y te dice ‘lo escuché por la radio’ o ‘lo vi en la tele’, al ser oficial no podemos errar. Siempre protegemos detalles con temas con menores, delitos sexuales, no pasamos cuestiones de instancia privada. La muestra tal es que hasta ahora no hemos tenido ningún juicio.

- ¿Qué otros avances hubo?
- Todo fue un trabajo en conjunto con la misma prensa, porque en base a lo que nos han ido pidiendo nos fuimos modernizando. Al día de hoy los medios digitales también nos requieren seguido, para que la gente se entere de lo que pasó ahora y no por el diario de mañana. Todo empezó con un par de reuniones con distintos periodistas y luego con el aporte de mis otros compañeros fuimos optimizando.

- ¿Qué importancia tiene que la policía sea quien comunica sus novedades?
- Para nosotros significa un acercamiento más hacia la sociedad. Es importante desde el punto que es la policía quien transmite y no oculta. Si yo digo algo mal, no es Roberto Castro el que lo dice mal, es la policía quien lo dice mal, no puedo meter la pata.

- ¿Cómo se siente respecto de tener que retirarse de la profesión que tanto quiere?
- Hablé con la superioridad y me puse a disposición del Comando, para colaborar con todas las ganas con algo que es mi vida.

 

Entrevista: Gustavo Pinto

 

Otros datos

Entre otras cosas, el sargento Castro González fue designado como tercer vocal titular de la Comisión Directiva de la Asociación de Criminalística de la República Argentina. Obtuvo una beca para estudiar Accidentología en la Universidad Nacional de Corrientes.
En 2002, fue disertante en el 1er Congreso Mundial de Criminalística, con los temas: “Estudio sistematizado de las medidas de seguridad del Pasaporte y del Ce.Ca.Cor. (Bono cancelación de deuda de la provincia de Corrientes)”.
Durante su labor en la sección Prensa de Relaciones Institucionales, llegó a brindar información a diversos medios nacionales, tales como el noticiero de Santo Biasatti en Canal 13-TN, con Víctor Hugo Morales en Radio Continental, y en varias oportunidades le hicieron notas para Crónica TV y radios como Cadena 3 y Radio Nacional, entre otras.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias