Opinión del CPN Germán Vittore

“Terraplanismo anticuarentena”

domingo, 7 de junio de 2020 01:27
domingo, 7 de junio de 2020 01:27

El “movimiento terraplanista” asegura que la tierra es plana, desconociendo toda la evidencia empírica y científica que existe demostrando lo contrario (suficiente es solo observar una foto satelital del esférico orbe, ¿no?). Con esta misma lógica delirante se encuentran hoy (en el centro de la escena) los “agitadores anticuarentena”. 


Ante la propagación del Covid-19 a escala mundial (que ya infectó a más de 6,7 millones de personas) y sus devastadoras consecuencias en términos de vidas humanas, afligiendo como ya veremos con mayor fuerza a varios poderosos y desarrollados países, ¿quién puede poner en cuestión que la temprana medida de “aislamiento social preventivo y obligatorio” (cuarentena) impuesta en nuestro país salvó la vida de varios de miles de compatriotas y evitó (hasta ahora) el colapso de nuestro sistema sanitario? 


Ante toda la evidencia incontrastable de estadísticas del número de fallecidos a causa del virus (que, en este corto tiempo, ya se cuentan 395.000 en todo el mundo), de fotos de gigantescas fosas comunes, de imágenes de cuerpos infectados sin vida arrojados a la calle, de crónicas de hospitales colapsados que tienen que elegir a quienes asistir, etc., etc., etc., ¿cómo puede ser que alguien tan irresponsablemente plantee el levantamiento de la cuarentena, abstrayéndose obtusamente de esta real amenaza? 

De la muerte no se vuelve

Cuando estos militantes del “terraplanismo anticuarentena” intentan poner en jaque vidas humanas, ¿importan acaso los motivos o las excusas que puedan esgrimir para justificarse? O dicho de otra manera, cuando el riesgo es perder vidas y comenzar a cavar fosas comunes para enterrar a nuestros seres queridos, ¿importa la pérdida de ciertas libertades individuales, las consecuencias de paralizar parte de la economía, el interés político o económico mezquino de alguno o la causa que fuere? ¡De la muerte no se vuelve! Gracias a Dios este “movimiento antivida” no tiene aceptación en las mayorías argentinas, cualquier encuesta así lo demuestra. Si bien son una minoría que no solo abarca a un centenar de manifestantes con pancartas reunidos en el Obelisco porteño o a los que tocan bocina en av. Libertador o en el Tigre contra el gobierno en la “caravana contra la infectadura”, sino que los hay en todos los ámbitos, en todas partes y algunos hasta son políticos de la actual oposición (un claro ejemplo es la actual presidenta del PRO, Patricia Bullrich). Minoría por lo general egoísta, carente de empatía e individualista cuya postura es amplificada y puesta en la centralidad informativa por los grandes operadores mediáticos hegemónicos, llamados también medios de comunicación, para disfrazarla de mayoría e influir sobre esta; la cual ya repatriada y al resguardo, con un virus que flagela en mayor medida a barrios populares y villas miseria, considera que es momento de liberar la cuarentena. Triste realidad que hasta duele plasmar.   

Éxito argento

Pero más allá del pensar y actuar de estas “terraplanistas minorías”, nos debe llenar de orgullo como sociedad que nuestro país tenga, hasta ayer (6/6/2020), un índice de muertes sobre su población medido por millón de habitantes muy bajo (13,8 con 615 fallecidos); más si se lo compara con el índice / número de fallecidos que ostentan por ejemplo Bélgica (836,7 / 9.566), Inglaterra (607,0 / 40.344), España (579,8 / 27.134), Italia (559,0 / 33.774), Francia (434,6 / 29.111), Estados Unidos (333,1 / 108.813) o los vecinos Brasil (162,4 / 34.021) o Chile (77,3 / 1.448) y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya destacado y reconocido estos resultados obtenidos.


La pronta cuarentena obligatoria es sin duda alguna la clave de este éxito argento, mérito no solo del gobierno de “Les Fernández” que, al decir de la “OMS”, implementó medidas de “manera rápida, audaz y con firme decisión” (en concordancia ¡con todos! los gobiernos provinciales y municipales), sino de una amplia mayoría de la ciudadanía argentina que tomó conciencia de lo que estaba en juego y actuó en consecuencia.


Loable logro mancomunado bajo estas circunstancias extraordinarias, que ojalá sirva de aprendizaje y experiencia para obtener también “éxito” sobre el resto de nuestros flagelos (como por ejemplo sobre la obscena e indignante pobreza y miseria argenta).   

¡La tierra no es plana!

Si bien ya se anunció que en el 85% del territorio nacional se pasa del “aislamiento” al “distanciamiento” social, a pesar que muchos gozarán de esta frágil “nueva normalidad”, gran parte de la población argentina continuará en cuarentena obligatoria, ya que la misma se extiende principalmente en algunos grandes centros urbanos por donde el virus anda rondando (AMBA, Gran Córdoba, Chaco y demás lares donde existe “circulación comunitaria”).


Nos debe quedar claro que este es el único camino correcto para salvar vidas y sobrellevar esta amenaza pandémica, la cual nos seguirá azotando hasta que aparezca una salvadora vacuna. Hoy solo nos cuida el no contagio, por eso, más allá del cuidado personal, la importancia del distanciamiento y de la cuarentena.


Por favor, no olvidemos que ¡todo tiene remedio menos la muerte! y no nos preocupemos por lo que pregonan algunas minorías amplificadas; tengamos paciencia, confianza y esperanza, que ¡la tierra no es plana!
 

60%
Satisfacción
0%
Esperanza
20%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Comentarios

10/6/2020 | 15:18
#0
no existen esos hospitales sobresaturados ni esas fosas desbordadas, vaya que propaganda! yo veo videos de hospitaoles vacios y de medicos que dice que diagnostican covid cuando no se trata de covid, sea por sobornos o por presiones. Saludos Dios los bendiga

Otras Noticias