Columna de opinión por Rodrigo Morabito*

¿Es posible un derecho humano a la felicidad?

lunes, 11 de octubre de 2021 01:48
lunes, 11 de octubre de 2021 01:48

En algunos países del mundo, lograr la felicidad o dicho de otro modo “ser feliz”, se ha convertido en un verdadero derecho humano de tercera generación.


El derecho humano a la felicidad o al libre desarrollo de la personalidad, consiste en la posibilidad de las personas de vivir de la forma más libre que lo consideren, desarrollando sus preferencias y gustos de la forma que mejor les parezca en la medida que no se perjudique a terceros.


Es que las sociedades contemporáneas son tan diversas que existirán personas que pueden sentirse felices con determinadas cosas, gustos o preferencias, mientras que otro grupo de personas lo serán (o procurarán serlo) de otras maneras. 
En definitiva, se trata de una cuestión de elección y decisión de vivir de la forma que mejor se les ocurra a los seres humanos. 
Ahora bien, ejemplos de poblaciones felices los encontramos en los países nórdicos, en donde existe una baja tolerancia a la corrupción, escaso o casi nulo nivel de pobreza, una fuerte apuesta a la educación como base de desarrollo, instituciones penales pequeñas, fuerte apuesta a la reinserción social de las personas que son castigadas por la comisión de delitos, entre muchas otras cuestiones muy positivas. 


Evidentemente, estas circunstancias no se presentan en los países subdesarrollados en donde existen altos niveles de pobreza y tolerancia o indiferencia ante la corrupción, en donde la deserción escolar es demasiado amplia y las posibilidades de desarrollo de las personas de los sectores más postergados en nula o casi nula y las condiciones de acceso a las instituciones del Estado para reclamar por sus derechos fundamentales es dificultosa y en ocasiones imposible, en donde las instituciones penales son demasiado grandes y existe una inflación punitiva incontrolable; entre otras cuestiones negativas. 


Entonces surge un interrogante ¿cuál es la diferencia entre los países desarrollados y los subdesarrollados? 
Sin dudas que ese análisis excede mis conocimientos al respecto, sin embargo, no hay dudas que han apostado fuertemente a la educación, al trabajo, la tolerancia y respeto por los derechos del prójimo con gran empatía, habiendo internalizado la  innecesaridad de acudir a la violencia para dirimir las diferencias que se generen entre ciudadanos, entre otras cuestiones insisto muy positivas que no parecen responder a una receta mágica.


Innegablemente, estos países han logrado que las personas gocen del libre desarrollo de la personalidad y se sientan felices con la elección de sus proyectos de vida, en definitiva, han garantizado y garantizan el derecho humano a la felicidad, algo que aún no se ha logrado por estas latitudes.  

(*) Juez de Responsabilidad Penal Juvenil. Profesor Adjunto de Derecho Penal II (UNCA). Vocal Titular de la Mesa Nacional de Asociación pensamiento Penal. Miembro de AJUNAF. Miembro de la Red de Jueces de UNICEF. Miembro del capítulo argentino de Magistradas y Magistrados por los derechos sociales y la doctrina franciscana. 
 

0%
Satisfacción
50%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios

11/10/2021 | 14:20
#0
Los habitantes de los paises nordicos o Japon son felices? Por eso sera que tienen record de suicidios?

Otras Noticias